5.7.09

A espaldas de una autovida

A espaldas de una autovida

A espaldas de una autovida

A espaldas de una autovida

A espaldas de una autovida

Siempre que puedo abandono la autovía y viajo por la antigua nacional…


Estas fotos las saqué cerca de Casar de Cáceres (Extremadura), a unos metros de la autovía Ruta
de la Plata. En otros tiempos por sus calles cruzaba la calzada romana, por aquí transita la antigua
carretera de la Ruta de la Plata que conecta el sur con el norte de la península.

Sin duda debieron ser buenos tiempos para esta pedanía, alrededor de esta vía florecieron, comercios,
restaurantes, un hotel, una gasolinera, una discoteca y un par de club de alterne.
Todo esto desapareció cuando se construyó la autovía y los viajeros ya no tenían la necesidad
de pasar
por allí.

No lo sé, quizás ahora vivan más tranquilos y estén más a gusto, lo cierto es que muchos
pueblos de la península han quedado en el olvido porque su razón de ser era una carretera, un paso
inevitable para llegar a otra parte…

Lo que antes eran viajes ahora son desplazamientos.


Creo que la esencia del viaje no es el desplazamiento, por eso,
siempre que puedo abandono la autovía y viajo por la antigua nacional…

3 comentarios:

Blanca Oraa dijo...

eres un artistazo.

Jesús Ochando dijo...

Es una lástima que cada vez haya más autovías y menos comarcales accesibles. Pero también el abandono de estas vias nos permiten imagenes tan interesantes como estas. Es un placer visitar tu blog, siempre encientro cosas que me gustan.

Carmela* dijo...

La verdad es que cada vez hay más autovías innecesarias, pero sin esas autovías no existirían estos rincones... una relación amor - odio, no?